viernes, 14 de febrero de 2014

Focus On Women, un proyecto dentro del ámbito de la innovación social


Hace algunos meses leí una noticia sobre Alice Fauveau, una emprendedora que en el año 2009 decidió dejar su trabajo en un banco para dedicarse a su gran pasión: viajar. Y qué mejor proyecto de emprendimiento que aprovechar esta afición y hacerla extensiva al resto de mujeres que, como ella, encuentran parte de su razón de ser en el conocimiento de otros pueblos, de otras culturas o de otras sociedades. Así nació Focus On Women (FOW), un concepto de ocio femenino complementado por la realización, a través del turismo, de cursos y talleres con la población local, convirtiendo al turista en viajero y, apoyando, al mismo tiempo, con un porcentaje del monto del viaje que paga el cliente proyectos de mujeres desfavorecidas en el tercer mundo.

Para saber más del origen de este proyecto, me dirijo a las oficinas de FOW, situadas en la madrileña calle Blasco de Garay, donde he quedado con Alice. La mañana amanece fría, como viene siendo habitual desde que inauguramos este nuevo año 2014, lo que me anima a abrigarme más de lo habitual. Una circunstancia que me resulta bastante incómoda, sobre todo, teniendo en cuenta que mi desplazamiento hasta el lugar de destino lo realizo utilizando el transporte público. En la segunda estación de metro, ya empieza a sobrarme parte de la ropa que tengo acumulada sobre mi cuerpo así que, poco a poco, pese a las estrecheces a las que me encuentro sometida por el ingente número de personas que me rodean, consigo despojarme de algunas de las prendas. El trayecto se hace corto y, finalmente, llego a mi estación.
Imagen cedida por Focus On Women
A breves metros de la salida de metro se encuentra mi destino. Aligero el paso, aunque sé que llego con tiempo de sobra, estoy impaciente por conocer a mi nueva protagonista. Una vez, en las oficinas de FOW me recibe Amaya, una de las personas encargadas de la comunicación de la empresa, quien me presenta a su fundadora, Alice Fauveau, economista hispano francesa y cantante de ópera, que me adentra en una historia de emprendimiento ejemplar. "He dedicado mi carrera profesional a ambas actividades, pese a lo diferentes que son. En la parte, relacionada con la economía, he trabajado en el sector privado, en el sector público-privado, pero mi experiencia más desarrollada está vinculada con la creación de empresas. He llevado toda la parte de empresas en el exterior, apoyando su comercialización y, sobre todo, proyectos de implantación productivo-comercial en países fuera de España. Principalmente, en países en vías de desarrollo".
Foto. Ana Camarero

Comenta Alice que el proyecto se originó y se creó en 2009, después de un viaje a Perú como cooperante "en el que me replanteé mi vida, tanto profesional como personal". Estando en el país andino observó que no existía el viaje perfecto y que "si ibas de cooperante no tenías tiempo para descubrir el país y si ibas de turista, te perdías el roce con la gente de los lugares que visitabas"  Así que desde fuera de España empezó a proyectar un plan de empresa que uniera dos requisitos, que ofreciera la posibilidad de conocer los destinos, pero también que el viajero tuviera la oportunidad de integrarse con sus gentes, así inició un "business plan".

"Desarrollé mi proyecto, sola, prescindiendo de socios ya que en muchas ocasiones la búsqueda asociados dilata el proceso de creatividad y poder llevar a cabo la idea originaria. Así que capitalícé el paro y empecé a poner en marcha Focus On Women". "El motivo por el que no busqué ningún tipo de financiación fue porque consideré que, en un principio, la inversión debía ser reducida a espera de ver cómo iba a funcionar la idea". Además, me comenta "procedo del sector financiero y sabía perfectamente que no había dinero. De hecho, cuando tuve que pedir los avales bancarios, los seguros de responsabilidad civil necesarios para poner en marcha una agencia de viajes, me pidieron que pignorase el sueldo de mi marido, único capital que en ese momento entraba en mi casa".
Alice Fauveau (izqda) y la autora del blog. Foto FOW
Alice va narrando con todo tipo de detalles, las dificultades que encontró en la Administración para poner en marcha su agencia de viajes online, comenta que "burocráticamente ha sido complicadísimo. En todo el recorrido que tuve que hacer en las oficinas de las administración, agradezco el magnífico funcionamiento de la ventanilla única. De hecho, pedí una subvención en el año 2009 por convertirme en autónoma al que tenía derecho por cumplir determinados requisitos, de cerca de 7.000 euros, que nunca he recibido, alegando la falta de dinero de la Administración".

A la fundadora de FOW se le relaja el gesto cuando cuenta su proyecto profesional que consiste en "una plataforma de conexión de mujeres singulares a través del mundo". Alice subraya que "en cada recorrido, las viajeras conocen a anfitrionas locales que les muestran la visión femenina de su cultura, de su país, de su ciudad y te contarán sus propios proyectos e ilusiones. Además contamos con cicerones expertas en cada destino que acompañan al grupo de viaje, aportándoles su conocimiento exhaustivo del país. Nuestros viajes se organizan de manera detallada para grupos reducidos, de manera que cada viaje se convierte en una experiencia de única".

Alice Fauveu define su proyecto dentro del ámbito de la innovación social, ya que como ella bien explica "uno de los pilares era el emponderamiento de la mujer, al que dedicamos una parte de nuestro beneficio neto, apoyando proyectos de acción social dirigidos a colectivos desfavorecidos de mujeres e infancia en riesgo de exclusión. También llevamos a cabo acciones dirigidas al respeto del medio ambiente y para conseguir ser socialmente responsables".

Además desde FOW, se fomenta la educación en estos países en desarrollo, como indica Alice "la mayor parte de los proyectos que apoyamos son educativos, porque a nuestro juicio la base de toda evolución está íntimamente ligada a la educación. Y, además, desafortunadamente en este mundo la mayor parte de la gente analfabeta son mujeres".

A lo largo de estos años, Alice Fauveau ha adquirido un amplio conocimiento de lo que supone "emprender" fuera de nuestras fronteras, apoyando y fomentando la creación de pequeños proyectos, personales o grupales, abordados por mujeres. Conocimientos que da a conocer a otras personas, ofreciendo charlas relacionadas con la filosofía del emprendimiento. En este terreno, Alice se muestra optimista y añade que España es un país de emprendedores. En su opinión "existe mucha creatividad en nuestro país, pero desafortunadamente tenemos mucho miedo a emprender y, en este sentido, creo que la actual moda de realizar programas de televisión en apoyo a los emprendedores, no supone ninguna ayuda. Lo prioritario es saber cuáles son las necesidades de los emprendedores". Y prosigue "en este aspecto es importante educar en el fomento del emprendimiento y para lograrlo es vital que las instituciones educativas se involucren en su desarrollo".












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada