martes, 1 de enero de 2013

2013. Un año para salir de la crisis emprendiendo


Durante los últimos cuatros meses del año 2012, este blog ha sido el vehículo para dar a conocer a "emprendedores" que han compartido conmigo su esfuerzo, entusiasmo y capacidad de superación en la puesta en funcionamiento de sus proyectos de futuro. Todos estos ejemplos demuestran que es posible interiorizar la filosofía del emprendimiento y ponerla en práctica. Para este nuevo año 2013, El Paro no nos Para se propone seguir siendo la herramienta que demuestre que en tiempos de crisis el ingenio, la dedicación y el trabajo son buenos aliados para conseguir que nuestro país empiece a Emprender.

El Observatorio del Clima Emprendedor de 2012, en un estudio publicado recientemente, dibuja el perfil del emprendedor español como una persona con ganas de salir adelante con su trabajo y esfuerzo, que demanda ayuda y apoyo de los organismos públicos para seguir con la labor de crear empleo, el principal problema para los españoles de hoy en día.

El informe indica que el 92% de los emprendedores españoles tanto autónomos como empresarios consideran que en nuestro país no se fomenta la creación de empresas, una cifra que ha aumentado respecto al año pasado, donde el 81.5% consideraba que en España no se fomentaba el emprendimiento.



Además, para el 33% de los autónomos y el 27% de los empresarios, nadie, ninguna persona u organismo, les han apoyado a emprender su negocio. Es por ello que el 33% de los autónomos y el 35% de empresarios aseguran que sus familiares les han ayudado en esta decisión.

Durante este tiempo, en el que el contacto con la "emprendiduría" ha sido tan cercano, nuestros protagonistas han revelado el escaso conocimiento de  la futura Ley de Emprendedores. El 51% de los emprendedores autónomos no conoce el anteproyecto de ley, siendo del 45% en el caso de los emprendedores empresarios.

Estoy convencida que estas cifras son desmontables con una buena gestión de nuestro capital humano y una adecuada política económica, dedicada a mejorar las condiciones a las que puedan acogerse las pymes para conseguir su labor fundamental, la creación de empleo. Para ello, es imprescindible la adopción de medidas urgentes y rápidas en aquellas áreas que considero fundamentales, educación, innovación, financiación, regulación y fiscalidad, para lograr que se revitalice e incentive el emprendimiento en nuestro país.

El número de emprendedores solo puede aumentar aprobando desde los organismos competentes, algunas iniciativas como las que desarrollo a continuación:

1.-  La  implantación de la educación emprendedora y empresarial, basada en metodologías experimentales y prácticas, en el ámbito curricular en la Educación Básica, Bachillerato, Formación Profesional y Universitaria, fomentando el desarrollo de actitudes y valores, capacidades y habilidades emprendedoras.

2.- Desarrollo de programas que promuevan la creación de empresas en los centros de formación profesional, las universidades y escuelas de negocios.

3.- Generar un entorno de contratación más transparente y competitivo que posibilite a las startups o empresas de nueva creación acceder a contratos de la Administración Pública y de grandes empresas.

4.- Creación de un Fondo de Emprendimiento de capital semilla público-privado, con gestión privada, para el desarrollo de la pequeña empresa.

5.- Tramitación 'online' de la constitución de empresas en 24 horas, con un coste simbólico.

6- Creación de la acción de emprendimiento ('startup shares') al objeto de facilitar la atracción de talento por los emprendedores en los primeros años de vida de su empresa, permitiéndose retribuir a sus trabajadores con este tipo de acciones y con un beneficioso tratamiento fiscal cuando la empresa despunte. La acción de emprendimiento supondrá un régimen fiscal favorable para el personal de empresas de nueva creación o startups durante los tres primeros años desde su creación.

7.- Incentivos fiscales en el IRPF para inversión y/o financiación de 'startups'. En el caso de inversión, deducción del 15% con el límite base de 100.000 euros. En el caso de financiación, tributación al 10% sobre las rentas obtenidas.

¡¡¡¡Hagamos del 2013 el Año del Emprendimiento!!!!!!. Y para conseguirlo, ¿qué otras medidas pondríais en práctica para mejorar y favorecer, frente a la crisis, esta filosofía?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada