viernes, 19 de octubre de 2012

Un multiespacio para la imaginación

Muy cerca de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe o "Iglesia de los mexicanos", situada frente al Parque de Berlín, en el barrio Ciudad Jardín del distrito de Chamartín, abre sus puertas al público un nuevo local destinado a la realización de actos y eventos. Allí quedé con sus propietarias, Mauri y Almudena, quienes me fueron explicando como surgió la idea de iniciar una nueva andadura empresarial para realizar exposiciones, catas de vinos, reuniones de empresa, aprovechando un "multiespacio" que han bautizado con el nombre de "Spazio", situado en la calle Víctor de la Serna, 1.

El origen de este proyecto viene asociado a una de las fundadoras, Mauri, quien anteriormente se había dedicado a celebrar catas de vinos, cursos de cocktelería, al mismo tiempo que llevaba la representación de una marca de joyería y organizaba eventos para Embassy. La jornadas maratonianas de trabajo y la falta de resultados profesionales a sus esfuerzos, le llevaron a plantearse junto a Almudena, su socia,  la posibilidad de emprender un nuevo camino en solitario. 



Almudena nos comentó que después de ver muchos locales, que no cumplían los requisitos que ellas buscaban, y a través de un amigo, que era el propietario del establecimiento, encontraron el "multiespacio" en el que ahora desarrollan su actividad. Un local de dos plantas, ambas de unos 30 metros cuadrados, que actualmente alberga una exposición de la fotógrafa Begoña Rivas

Me comentaron que durante algunos meses y después de pedir opinión a una interiorista, que les animó a ponerse manos a la obra con el local, ambas socias, con pico en ristre, iniciaron las obras de restauración y modernización de la estancia. Almudena me explica que, anteriormente, había regentado una serie de tiendas de zapaterías de niños y que la crisis le había llevado al cierre paulatino de las mismas. Señala que "no pensaba invertir un duro de mi bolsillo, salvo que fuese  un proyecto con futuro. Utilizar poco dinero e ir invirtiendo según fuese generando. No hacer una gran inversión, sólo utilizamos 2.000 euros".



Al tratar cómo se fue gestando el negocio, Maurí afirma que en un principio la idea estaba dirigida "a encontrar a gente que con la mala situación económica que sufrimos hubiera tenido que cerrar tiendas y se hubiese encontrado con un stock sobrante al que no daba salida en el mercado y, así también, ofrecerles nuestra intermediación para conseguir vender ese producto". "La situación económica actual nos llevó a pensar que ofreciendo buenos precios podíamos conseguir este tipo de clientes. Y asociado a ello, dar una vuelta de tuerca y utilizar Spazio para ayudar a artistas a dar a conocer sus obras, a cambio de una comisión de venta muy baja. Lo que nos facilitaba acceder a otro tipo de profesionales. Y, a la vez, favorecer nuestro propio desarrollo".

En marcha, desde marzo de este año, las actividades de Spazio se publicitan "básicamente, a través del boca a boca",  con la utilización de Facebook y con buzoneo por la zona. Pero son conscientes de lo importante que resultan las redes sociales para darse a conocer, es una "carta de presentación fundamental para que cualquier negocio prospere".

Sobre la financiación, Almudena indica que "ha sido nula. Me resultó tan difícil en mi anterior negocio, que lo desechamos. Aunque  entendemos que es necesario financiarnos para poder crecer, pero despacio, sin ahogarnos. Poco a poco".



El barrio en el que se encuentra ubicado Spazio, es una zona residencial en la que también se han asentado importantes empresas, Mauri me asegura que es "esencial" saber elegir el lugar en el que se va a proyectar el negocio. "Tiene que estar bien situado, muy accesible y  bien comunicado. Sobre todo, para este tipo de proyecto. A la hora de realizar nuestra actividad, el desarrollo de eventos, el cliente busca que cumplamos estos requisitos".

"La actividad, ahora, la limitamos a la Comunidad de Madrid. Pero, estamos dispuestas a realizar actividades fuera de ella, nos adaptamos a lo que el cliente nos pide, siempre intentando ajustarnos al presupuesto que nos solicita", según Almudena

Al finalizar esta entrevista ambas emprendedoras me dan la receta para que un proyecto funcione: "Una buena idea, un plan de negocio, un estudio de mercado, un buen proyecto. Y, poco a poco, sin prisa y con aportaciones humildes".








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada